Visión, Misión,Valores y Lema

 

Dios


Ser líderes en la atención, investigación, prevención y rehabilitacíon del paciente con cáncer en Panamá..
Ser una institución especializada en la rama de la oncología, cuyo propósito fundamental es brindar una excelente atención médica, social y familiar, a toda la población panameña, con el apoyo de la comunidad; y en la que intervienen directamente un equipo humano altamente calificado y de gran sensibilidad humana.

Valores Los principales valores que se aplican al Instituto Oncológico Nacional son:

Servicio

Capacidad de prestar ayuda de cualquier clase a otra u otras personas sobre todo a los pacientes. Nace de la necesidad de compartir, de las posibilidades de ver más allá de nuestras propias necesidades y pensar en los demás actuando sobre la base de la cooperación. Nos posibilita hacer ejercicio pleno de nuestra misión, visión y objetivos.

Responsabilidad:

Valor único e irremplazable, expresado como el estricto sentido del deber. Implica un claro conocimiento de las situaciones y realidades y un compromiso con las consecuencias personales e institucionales de asumir una actitud, ejecutar una acción o en la toma de decisiones. El ejercicio cabal y consciente de este valor nos conducirá necesariamente hacia la productividad, la eficacia social y la optimización de los recursos.

Solidaridad, Fraternidad y Participación:

Fundamentado en el derecho de igualdad y oportunidades. Concibiendo a la persona como responsable del crecimiento integral de los demás y la realización efectiva del bien común. Acciones que contribuyen con la realización de los semejantes y de la sociedad Instituto Oncológico Nacional “Juan Demóstenes Arosemena” Políticas Institucionales Oficina de Análisis de Gestión y Planificación Preparado por: Mgter. Judith González V. 4 en todos los niveles; sin ser excluidos en ningún momento de los deberes y derechos de la vida misma. Se debe entonces evidenciar una Institución como un verdadero grupo humano, tender a la relación circular, tener metas claras, conjuntas y buscar una interdependencia entre las personas. Se adquiere un sentido más elevado del bien común, una obligación conjunta, combinando todas las fuerzas para una sola meta “ninguno de nosotros es tan inteligente como todos juntos”.

Respeto:

Actitud de consideración hacia las demás posiciones, especialmente hacia el otro. Cuando se involucra el concepto de personas, como elemento generador de opciones y acciones en beneficio propio e institucional, que merece atención y reconocimiento. El ejercicio pleno de este valor garantiza ante todo una excelente calidad de relaciones, lineamientos claros de atención y un ambiente institucional sano y reconfortable.

Honestidad:

Significa tener la capacidad de ser confiable a los demás, tener en cuenta los derechos de los otros y sustentar principios claros y coherentes con los individuos y la institución. Actitud comprometida con líneas claras de conducta en relación con el manejo pulcro de recursos e información. Respeto por la dignidad de las personas, fomentando condiciones de autentico desarrollo, dentro de las relaciones de equidad y buen trato. Permite que las acciones de la Institución, estén encaminadas hacia políticas claras y transparentes, además de desarrollar un gran sentido de pertenencia.

Justicia:

Respeto a todos y cada uno de los derechos del ser humano, desde todo punto de vista. En la organización la actuación con justicia nos conduce a valorar adecuadamente a los colaboradores y pacientes, y obtener el respeto que como Institución nos merecemos.

Tolerancia:

Concebido como el respeto y consideración hacia las opiniones y prácticas de los demás aunque no concuerde con las nuestras. Cuando concibo que las personas y el ser humano es único e irrepetible, que tiene derecho a sus propios criterios, juicios y decisiones. Nos conduce esencialmente al camino de la paz en la senda de una convivencia armoniosa.

Por Un Servicio Más Humano

Regresar